Alfarería Nazca y Moche: técnica y estilo.

La cerámica Nazca pasó por distintos periodos de evolución en lo que respecta a la iconografía que era pintada sobre sus superficies, Proulx nos habla de que estas poseían menos y menor elaboradas escenas seculares que las que se pueden encontrar en la alfarería Moche, sin embargo las imágenes propiamente religiosas son mucho más erráticas y contienen más dioses y criaturas míticas en una combinación de elementos que producen una gama más amplia de formas que la producida por los alfareros Moches (2009: 55).

Aun cuando el estilo de la cerámica Nazca evolucionó durante tres periodos distintos hacia representaciones menos naturalistas de las imágenes, y se volvieron mucho más abstractas, los artefactos de alfarería producida por este pueblo eran altamente policromados, utilizando incluso colores que nunca habían sido encontrados en la cerámica precolombina hasta el momento, como el violeta, el verde intenso y el gris, para un gran total de trece tonos.

En la primera etapa de desarrollo de la cerámica Nazca, las botellas creadas por los alfareros eran en su mayoría globulares, con el típico sistema de cuellos en estribo, y con un diseño que envuelve la vasija y parece inspirarse en alguna medida en el estilo de campos de color de los textiles de Paracas. Aunque sí encuentran botellas antropomorfizadas, estas están basadas en el principio de lo pictórico, y no lo escultórico, por lo que presentan un poco atención al modelado, y se le presta una especial atención al diseño de la cabeza, mientras que el resto del cuerpo es representado de una forma mucho más sencilla.

Botella con figura sentanda vistiendo una túnica larga, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Botella con figura sentanda vistiendo una túnica larga, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Durante la segunda época de desarrollo, las vasijas globulares tenían su cuerpo entero dividido en bandas, y en cada registro se ponían diseños diferentes: la principal se ponía en el centro o arriba, usualmente un zoomorfo sobrenatural que le da vuelta. En las otras bandas se ponen motivos geométricos, o se reproducen motivos específicos, como por ejemplo la cabeza trofeo.

Botella con ser sobrenatural y cabezas trofeo, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Botella con ser sobrenatural y cabezas trofeo, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Durante la tercera etapa, hay un cambio en la dirección del estilo de representación y tipología, formas pasan a ser cilíndricas y altas; y hay una tendencia enorme hacia a la simplificación, se utilizan menos colores, y se encuentra una mayor síntesis y motivos genéricos.

Planta de maíz, cerámica, Periodo clásico.

Planta de maíz, cerámica, Periodo clásico.

La cerámica Moche por su parte es mucho más detallada y variada que la cerámica Nazca, con un énfasis a lo escultórico que se puede apreciar en su alfarería que contiene figuras numerosas representando escenas complicadas, además de muchas representaciones de la vida cotidiana del pueblo (Proulx, 2009: 55).

Botella con combate entre dios y demonio cangrejo, cerámica con engobes, Periodo clásico.

Botella con combate entre dios y demonio cangrejo, cerámica con engobes, Periodo clásico.

El arte Moche posee una tendencia hacia el naturalismo, las formas son mucho más detalladas, aunque hay una especificidad hacia lo que se está representando; por ejemplo cuando se hace una representación de lo cotidiano, lo que se muestra es la cacería, los rituales, el retrato de personas de la elite, las expediciones militares, y la tortura de prisioneros. No hay un naturalismo por el naturalismo mismo, las temáticas son selectivas, desde un punto de vista característico, ya que en el caso de la cacería de leones marinos, venados, esta tiene un papel específico en el mito Moche.

Hay un gran interés por lo narrativo en las imágenes representadas en la cerámica, que tienden a lo ejemplar y lo épico, y en donde las figuras rara vez están pasivas. Además hay un gran gusto por la volumetría las formas de las vasijas están en gran medida en tercera dimensión, al contrario de la cerámica Nazca, que es plana. Otra diferencia es el control de color: a diferencia de la cerámica Nazca que es muy policromada, la Moche tiene una paleta limitada de colores, la decoración se realiza por el contraste de color de dos tonos, el crema y el rojo; y el acabados de superficies es exquisito, con superficie elaborada y muy bruñida.

Botella con deidad cangrejo, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Botella con deidad cangrejo, cerámica con engobe, Periodo clásico.

Bibliografía:

Proulx, Donald (2009). A Sourcebook of Nasca Ceramic Iconography: Reading a Culture Through Its Art. Iowa: Univesity of Iowa Press.


Este artículo fue escrito utilizando información proporcionada en clase por el profesor Rubén Jerez, de la Universidad de Costa Rica.

Advertisements
Standard